julio 09, 2011

No esperes que tu funeral te lleve a la iglesia

Las personas hoy en día estan muy entretenida en los quehaceres de esta vida, que no les sobra tiempo ni para pensar en lo que será de ellos después de su muerte, porque muchos de ellos creen que han venido a esta vida para piedra y que nunca van a morir y que si mueren se acabó todo. Por eso cuando se les invitan a asistir a la iglesia para reconciliarse con Dios, comienzan a poner excusas, como por ejemplo; ("tengo mucho trabajo, no te apures que cualquier día me aparezco en la iglesia, ahora tengo muchos problemas que resolver, etc."). Amigo: todas estas excusas me hacen recordar muchas historias tristes que he tenido con muchas de estas personas.

Había un Joven que estaba estudiando medicina y solamente le faltaban unos meses para obtener su licencia de Doctor, y mientras este doctor se encontraba haciendo su internado en un Hospital tuve la oportunidad de presentarle a Cristo como su único y exclusivo salvador personal y le regalé uno de mis materiales biblicos para que lo leyera. Este Joven se sintió muy entusiasmado, ya que, cada vez que nos veíamos nos sentabamos hablar de Cristo, hasta que comprendió que era un pecador y que tenia que aceptar a Cristo como su salvador.

Amigo, este Joven tenía tantos trabajos y tantas preocupaciones, que siempre tenia una excusa que darme, y así estuvo hasta que tuve la mala noticia de que había pasado a la eternidad sin recibir a Cristo como su salvador. ¿Sabe usted cuando este Joven fue a la iglesia? Cuando lo llevó el carro funebre para velarlo. Y de estos casos yo les puedo contar más. Diariamente muchas personas pasan pro esa misma amarga experiencia. Nunca fueron a la iglesia hasta que lo llevó el carro funebre.

Amigo, hay un dicho popular que dice: "Nadie sabe para quien trabaja". Quizás tú seas uno de esos que tienen tiempo para todos, menos para relacionarse intimamente con Dios.

Hay muchas personas que se afanan en la vida por cumplir con sus compromisos, y es bueno el problema es que se olvidan de Dios, otros se afanan para hacerse ricos,  pero cuando la muerte los sorprende, entonces lo que han almacenado, ¿De quién será? De la persona que menos imaginas. Por eso Cristo dice: "Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y la demás cosas vendrán por añadidura" (Mateo 6:33). Y te continúa diciendo: "He aquí yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta(Corazon), Yo entraré a él, cenaré con él y él conmigo" (Ap. 3:20) y te dice: "Yo soy la resurreción y la vida el que cree en mi aúnque este muerto vivirá".

Amigo, no esperes que tu funeral te lleve a la Iglesia; ve con tus propios pies, Reconciliate con Dios, no importa tu condición Espiritual, Física, Material o Mental; la sangre de Jesucristo te limpia de todo pecado (1ra Juan 1:7) Cristo te ama y te quiere salvar.

Anonimo.